¿IVA en alimentos y medicinas?

BlogUna visión diferente en un mundo cambiante

¿IVA en alimentos y medicinas?

image

Derivado de la situación actual de la economía de nuestro país, principalmente por una baja en la producción y en el precio del petróleo de exportación, en diferentes medios de comunicación se ha propagado el rumor de que el Gobierno Federal está preparando para el siguiente año algunos cambios a las disposiciones fiscales, tal es el caso de aplicar el impuesto al valor agregado (IVA) generalizado a los alimentos (salvo algunos denominados de la “canasta básica”) y medicinas.

Lo anterior no debe extrañarnos, pues como bien recordamos, a principios del 1 de julio, a través de la regla (adicionada) 4.3.6. “Alimentos preparados para su consumo en el lugar de su enajenación” en la Tercera Resolución de modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal (RM) para 2015 (DOF 2-VII-2015), se dio a conocer una serie de productos que se consideran preparados para su consumo en el lugar o establecimiento de su enajenación, por lo que se les aplicó la tasa del 16% del IVA.

La regla precisa que este criterio es aplicable a la enajenación de los productos señalados en las tiendas denominadas de “conveniencia” o de “cercanía”, “mini-súpers”, tiendas de autoservicio y en general cualquier establecimiento en el que sean enajenados al público y además se encuentren en los refrigeradores o en el área de comida rápida (fast food), según se trate.

Lo anterior causó controversia, pues se estaba “creando” un nuevo impuesto, vulnerándose así el “Acuerdo de Certidumbre Tributaria” firmado por instrucciones del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en febrero de 2014; sin embargo, la autoridad sostiene que no se trata de un impuesto nuevo, pues éste ya se cobraba desde hace casi 15 años en las grandes tiendas de autoconsumo, no así en los establecimientos de “conveniencia”.

Por su parte, algunos analistas opinan que esta disposición es una prueba para medir la respuesta social con miras a imponer el IVA a la comida y las medicinas; sin embargo, al final la medida tiene fines netamente recaudatorios.

Sólo nos resta estar atentos y esperar el Paquete Económico que el Ejecutivo Federal presentará a principios de septiembre de este año, o en su caso, las propuestas de reforma fiscal por parte de nuestros legisladores en el próximo periodo ordinario de sesiones.